Estoy ante ti y me juzga el reflejo,
lo que otros no notan, solo yo lo veo,
detrás de esa coraza, hay fragilidad,
un escudo de culpas, una batalla campal,
una guerra incesante entre el bien y el mal,
una lucha de egos que no tiene final.


Estoy ante ti y se cae la careta,
expongo mi alma plagada de grietas,
de miedos, traiciones, de tantas carencias,
de gritos callados en la adversidad,
lágrimas reprimidas en mi soledad,
detrás de esa máscara, está mi verdad.

Estoy ante ti y no puedo mentir,
reflejas hiriente lo más oculto de mí,
esa fortaleza que suelo fingir,
como protección para no sufrir,
tal cual un diamante que no se deja infligir,
pero al que los golpes podrían destruir.

Y allí, frente a ti veo mi libertad,
suelto las amarras, me dejo volar,
ni la risa, ni el llanto busco ya ocultar.

Estar frente a ti, es un juicio en pleno,
entre acusaciones y absurdos complejos,
si es mi vida la victima, es mi juez el espejo.



Fuentes:PortadaVidriosMáscaraMujer
Todas las imágenes son de Pixabay Licencia
Edición: Adobe Photoshop CS3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traductor »