Llévame a tu encuentro,
donde el sol no se oculte
y las aguas no paren de correr.

Donde tu sonrisa se mantenga fresca
y tu mirada brille una eternidad.

Llévame hasta ti,
donde yo me abrace a la esperanza
y apague de un soplo el sufrimiento.

Donde ya no duela respirar.

 






Llévame contigo,
donde la brisa limpie mi rostro
y aún con los ojos cerrados, te pueda ver.

Abrázame un instante,
besa mi frente
y después de nuestro encuentro, déjame regresar.

Llegará ese día, donde el vuelo eterno
en un cielo abierto, nos haga flotar.

Es un hasta pronto, voy a despertar…


Fuentes:PortadaNubes
Todas las imágenes son de Pixabay Licencia
Edición: Adobe Photoshop CS3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traductor »